domingo, 5 de diciembre de 2010

El cuento... antes del encuentro

Y bien… llego el día.


Y es que la conozco!!! Como dicen en Islandia: “como si la hubiese pario” a la Maya, mi amiga querida…

Hoy estaba leyendo como de costumbre cualquier cosa con letras que se me cruzo por el camino y recibí una llamada de Maya por Skype. (Siempre tengo la laptop encendida por si llama). El mundo 2.0 se ha convertido en la mejor herramienta para comunicarme. Siento a veces melancolía de poder compartir una botella o ir al cine con Maya, pero exceptuando esos días es como si estuviese todavía aquí, igual nos vemos diariamente para contarnos cosas importantes algunas veces, otras solo para hacernos compañía mientras escribimos (saber que está ahí es una sensación indescriptible, me pregunto como harían antes las amigas cuando estaban tan lejos).

Mientras escuchábamos Pas Si Simple de Yann Tiersen, me contó de su cita, los platos que él había meticulosamente diseñado y los vinos que ella sabiamente había escogido para acompañar el encuentro. Estaba muy emocionada, siempre lo hace cuando de comida y vinos se trata. Creo que pocas personas logran mimetizarse tanto con su profesión, con tanta pasión y naturalidad. Me contaba con una seriedad de diagnóstico médico cómo los aromas y las texturas de la entrada diseñada por su amigo cocinero iban a quedar completamente compenetrados, así como cada plato sucesivo y la música que les haría compañía.

Escucharla describir como realizaba la selección de los vinos, siempre es una mezcla de cátedra de química con toques de arquitectura y teoría y solfeo. Tanto estudio y experiencia le permite hacerlo sin que se le escape ningún detalle. Por otro lado, siempre es tan dulce y compasiva que aquel que la escuche no notara ningún tono de arrogancia en su decisión y veredicto en cuanto a las armonías del vino y la comida. Todo lo contrario, siempre inspira sorpresa y placer al hacerlo.

Ella continuamente se ha mofado de mí porque soy amante empedernida de las flores, sin embargo estoy casi segura que se puso un prendedor muy hermoso que le regale: una rosa roja. Es para la buena suerte. Maya no usa mucho perfume, no es algo que le apasione tanto como el perfume universal que puede uno sentir caminando por cualquier calle, o al entrar a algún lugar. De hecho, los aromas que mas me recuerdan a Maya son: las mandarinas (en primer lugar), los caramelos de violetas, el jabón de miel (preferiblemente el de Lush: “Cariño he lavado a los niños”), quizá alguna crema de rosas y por último el perfume de Té y Lavanda… abandonó hace poco el Sun Flowers.

Comenzó a sonar “It could happen to you” cantada por Della Griffin (Putumayo Women of Jazz) y pensé: Maya rara vez se maquilla. Pero en ocasiones cuando lo hace se coloca una delgada línea sobre sus achinados ojos, un poco de rímel y un labial rojizo carmesí que la hace ver como geisha coqueta. Tiene un par de tacones grises que aunque no le gusta caminar sabe que sus piernas se tornan muy guapas cuando se sube en ellos. No hablamos del atuendo mientras conversábamos del menú y los vinos, pero como era una cena especial quizá se puso algún vestido negro con esa rosa roja que estoy segura ama secretamente aunque le molesten el resto de las flores.

Ya mañana me contara que tal le fue… espero que no se quede dormida en el taxi, sé de su capacidad incontrolable de quedarse dormida en los carros, mas de una vez en Caracas me dejó hablando sola mientras ella supuestamente me hacia compañía en el puesto de copiloto. Sospecho que su aguda nariz absorbe todo el monóxido de carbono y se convierte en la dulce bella durmiente que es en la vida real… probablemente se despertará escuchando de lejos “I had a Dream” de Joss Stone… Le deseo una cena inolvidable.

Tan ansiosa de esperar este día de la cena, estaré mañana para escuchar que tal les fue... Mientras sigo aquí leyendo, escuchando música y descubriendo cosas en internet.


NOTA: los invito a que hagan click para conocer el cuento de la sommelier Maya  y el cocinero PochoGarces con vino, comida, música y mucha imaginación.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Mieles… ¿Cata de mieles???

En casi todos los países se realizan degustaciones y catas de los productos autóctonos. Catar es describir con los sentidos un producto, es descubrirlo y entenderlo para posteriormente disfrutarlo mucho más… o sencillamente desplazarlo.

La miel es el resultado del arduo trabajo de las abejas, quienes luego de libar flores y plantas, mezclan con su saliva (rica en enzima invertasa) y guardan cuidadosamente en los panales donde madura y se convierte en el líquido dulce y viscoso que ha acompañado al hombre (igual que el vino, café y té) desde épocas remotas.

El trabajo en una colmena siempre ha sido ejemplo para la sociedad humana. Las abejas utilizan una logística impecable de colaboración y continuo desarrollo, dirigidas siempre a una meta clara: hacer miel. ¿Para qué hacen la miel?... Pues ninguna abeja nos lo ha contado, sin embargo ese resultado ha llenado de salud, bienestar y dulzura a muchos seres humanos a lo largo de la historia.

Venezuela, tierra bendecida por una flora y fauna maravillosa (donde las frutas y flores saben y huelen más, gracias a su extraordinario clima) también cuenta con una historia de mieles. Numerosos son los productores que se han visto tentados con este trabajo, y para muchos, se convierte en una filosofía de vida.

Como suele suceder con las mágicas sorpresas de la vida, conocí a Goyo, quién con orgullo me comenzó a contar de las distintas Mieles que produce Alvearium, en compañía de Elvira y parte de su familia. Era irresistible pensar en una cata de mieles, en conocer nuestra tierra, ya no desde los frutos, si no desde sus árboles y flores quienes guardan los secretos en sus profundas raíces y se manifiestan en los aires con su imponente colorido y belleza.

Todo estuvo listo cuando Alianza Gourmet decidió ser el primero en invitar a sus afiliados al restaurante Vita a vivir la experiencia. Para ésta cata de mieles también pensamos en el agua, y afortunadamente el Grupo O2 está trayendo a nuestro país las aguas holandesas OGO con 35% más de oxigeno, bastante neutras, ideales para acompañar nuestra dulce experiencia. Tomas Fernandez, hermano de Elvira y querido cocinero venezolano, se encargo de compartir datos importantes en cuanto al origen y análisis de sensaciones de 6 tipos distintos de mieles. Todos nos sentimos maravillados que algo tan sencillo como la miel, pudiese ser tan interesante en cuanto a aromas, colores, sabores y sensaciones táctiles.

¿A qué sabe la miel pura?... Tomas comentó: “En cuanto al sabor y aroma de la miel, va a depender de los aceites esenciales que componen las fragancias de las flores y plantas de donde las abejas acopian el néctar, de los minerales y ácidos que contenga.”

Muchos descubrimos que el mundo de las mieles es tan amplio como el del vino, aceites, café, tés… Tan ligado a la humanidad como cualquiera de los anteriores y tan cerca de nuestro terruño como el cacao y el tabaco.

Aquí compartiré con ustedes la información del origen de las Mieles Alvearium que catamos:

CARCANAPÍRE

1) CARCANAPÍRE Bobare – Edo. Lara: Yerba perenne, de 4 a 6 pies de altura, con hojas acorazonado-lanceoladas, aterciopeladas por encima y con espigas terminales. Las hojas y cortezas son aromáticas. Las propiedades curativas de la planta (tónica y antipalúdica) fueron conocidas en Europa desde 1692.


ARAGUANEY

2) ARAGUANEY Punta de Mata, Edo. Monagas: Es un árbol de mediano tamaño que crece en bosques de ambientes secos, en bordes de sabanas, valles o lomas áridas, hasta alturas de 1.200 metros. Se distingue por una floración masiva, amarilla intensa que se presenta fulgurante luego de botar sus hojas por la sequía. Su nombre local proviene del caribe aravenei y la miel procedente de sus flores puede servir para el tratamiento de la gripe, la anemia y como laxante, facilita la digestión y favorece la relajación.



FLOR DE AJONJOLÍ
 3) AJONJOLÍ. La Chaconera - Estado Portuguesa: Planta herbácea anual, de altura variable (0,7 a 3 mts. aproximadamente). Tallo erecto, flores solitarias y axilares, blancuzcas con algo de rosado o púrpura. Es originaria de África tropical, ampliamente difundido en las zonas tropicales del mundo. Prospera en zonas de alta temperatura, y abundante iluminación solar. La miel producida de la flor del Ajonjolí puede ser útil para combatir el estrés, la depresión, el insomnio, y otros problemas del sistema nervioso. Es recomendable para las personas con anemia y para regular la función intestinal.


TARA


4) TARA San Rafael de Onoto, Edo. Cojedes: Arbusto o árbol de 3-8 mts. de alto, hojas opuesta, aovadas, con bordes crenulado-aserrado, densamente áspero, flores marginales amarillas en numero de 8 a 14. En Venezuela se consigue en sabanas de cerro de la franja superior de tierra caliente. Se conoce también como Tara amarilla, San Martín, Tarilla. La miel de flor de Tara puede ser efectiva en el tratamiento de la amigdalitis, estomatitis y la gripe.

MASTRANTO


5) MASTRANTO Punta de Mata, Edo. Monagas: Planta herbácea aromática, de 1 a 1,5 mts. de alto, con tallos más o menos ramosos, hojas pecioladas, aserradas, sus hojas contiene un principio aromático medicinal, flores agrupadas en pequeñas cimas densas de color azulado o blancas que se encuentran solitarias en las axilas de las hojas superiores. En Venezuela está ampliamente distribuida en las sabanas de los llanos. Se conoce también como Lavaplatos o Jujure y es muy usada en la medicina popular. La miel procedente de esta flor es excelente para el estimular el buen funcionamiento del sistema digestivo.





FLOR DE MANGO



6) MANGO Tinaco, Edo. Cojedes: Árbol originario de la India, de tamaño mediano, entre 10 y 30 m de altura. Las flores polígamas, de 4 a 5 partes, se producen en las cimas densas o en las últimas ramas de la inflorescencia y son de color verde-amarillento. Altamente difundido en zonas tropicales hasta los 800 m. sobre el nivel del mar. La miel de mango puede ser ideal para tratar casos de estreñimiento, la debilidad muscular y la aparición de la anemia, por su alto contenido en hierro y potasio. Además, contiene vitamina C y del grupo B, importantes para el sistema nervioso y para el correcto funcionamiento del metabolismo.

Cada uno de estos lugares, con diversas características nos brinda una miel de color, sabor, aroma y textura distinta. Cada pequeño recipiente donde catamos la miel nos brindo recuerdos diversos, desde clavos de olor, pasando por aromas mas herbáceos, a cera de abeja, florales, así como texturas ligeras, aceitosas, acidas y astringentes, entre otras. Los colores desde el amarillo pálido, trasparente hasta el caoba, cerezo y naranjas.

En fin, descubrimos esa noche que también la miel en Venezuela puede tener su propia Denominación de Origen y no solo sirve como remedio de enfermedades, si no como alimento para prevenirlas… Se puede incorporar en nuestra vida diaria, como endulzante para café y té, como acompañante de postres, ensaladas, y platos más elaborados.

Llenos de vitalidad, todos compartimos esa noche una nueva experiencia… mi deseo más profundo es, que la pasión por descubrir el mundo a través de los sentidos siempre nos sirva de excusa para vivir una vida mucho más larga, placentera y saludable. Espero también seguir trabajando en este maravilloso mundo de sensaciones, con un equipo de abejas felices en bien de nuestro propio desarrollo y excepcional país: Venezuela.


OGO & MIELES ALVEARIUM


Con Tomas Fernandez


Cata de Mieles


Cada miel es una historia diferente

P.D.: Para más información de donde adquirir las Mieles Alvearium aquí su correo mielesalvearium@gmail.com.

Fotografía: Carolina Quevedo.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Hoy amanecí con ganas de estar en Italia...

Hoy a las 5am, los gatos comenzaron antes que yo la faena (como todas las mañanas). Por lo general, pongo uno de los cojines en mi cabeza y sigo durmiendo. Sin embargo, hoy el frío y el cantar de los pájaros hicieron que cambiara de parecer. Me levante y ya estaba saliendo el sol; lo primero que hice fue montar un cafecito en la “grecca” y salir a la terraza a respirar aire puro. En ese momento sentí como si viajara en el tiempo y me trasportara a Italia. Pudo haber sido a Florencia. Yo vivía en el último piso de un edificio en L´Isolotto, con una gran terraza, donde a finales de verano tome sol hasta ponerme color zanahoria (a la italiana); luego al llegar otoño, disfrutaba del cielo estrellado como un lapislázuli. También pude haberme trasportado a Muro Lucano, un pequeño pueblo cerca de Potenza, donde estuve una semana maravillosa. De este pueblo recuerdo que el frío me golpeaba la piel y al respirar y sentía como si inspirara hielo. También recuerdo que comí cantidades enormes de pan viejo que luego se humedecía con agua y se le agregaba tomate picadito, albahaca, sal-pimienta y aceite de oliva…ummmmm…


En fin… el caso es que estoy en Caracas, pero aprovechando que todavía siento un poco de frío quise escribirles sobre los vinos de otoño.

Cuando llega el otoño, caen las flores y cambia también nuestra predisposición enológica. Aumenta nuestro apetito, que seguramente había sido mitigado por el sol inclemente del verano. Y ya esto significa bastante: los jugos gástricos afilan las armas y nos ayudan mucho más en nuestra digestión. No existe una mejor estación para sentarse en la mesa, ya que es el momento donde nuestra sensibilidad por la comida en más aguda. En el aire se puede sentir el olor a humedad y a bosque mojado, nacen los hogos y tartufos, en la cocina cunden las peperonatas y embutidos. Debemos entonces encontrar los vinos que estén a la altura de estos placeres.

Aquí es donde comienza nuestro “girovagare” por la Italia, en la búsqueda de los vinos de otoño; que al final son, digámoslo rápidamente, los mas autoritarios y notables de las cantinas o bodegas, los vinos más severos… bebidos con mucho respeto en pequeños sorbos.

Comenzando con el Barolo, no es suficiente liquidarlo en dos palabras... el perfume de violeta, su color ´ambarino´, la poderosa fuerza, el calor que libera… no se trata de un vino cualquiera. De hecho, es un rey, un monarca absoluto. Para conocerlo bien se debe visitar las colinas “delle Langhe”. De la uva Nebiolo no solamente nació un único hijo: están también el Barbaresco, Gattinara, Carema y el Ghemme, hermanos todos del Barolo, pero ellos están regados por las demás colinas del Piemonte… siendo los príncipes de la comarca. El mérito del Barolo es simplemente ser -absolutamente- el mejor.

En el Veneto, hay tres uvas que hicieron un pacto de amistad, como los tres mosqueteros y son: Merlot, Cabernet y Pinot Nero. No son los típicos vinos belicosos, todo lo contrario, son vinos tranquilos. En boca dejan el rastro de deliciosas hierbas y flores. De los tres, el Merlot es el más accesible, aquel que se hace mas amigo de los bebedores y sirve de aperitivo en casi todas las “osterie” del Trentino-Alto Adige. El Cabernet, con su característica de la “nobleza” mantiene su distancia, bien sea con el Merlot o el Pinot Nero, con toda razón además… su clase es superior y no es un vino para beber todos los días. El Pinot Nero, originario de Borgoña, se ha aclimatado perfectamente y en ocasiones -según los conocedores- repite ciertos acentos de un Pommard o un Beaune.

Uva Aglianico
Hay una frase que me encantó apenas la leí, y dice: “Che Barolo quell´Aglianico”; haciendo referencia de esta gran uva, que se cosecha en las faldas de un volcán apagado, en Basilicata a 1.300  msnm, Potenza. Sobre lavas milenarias mezcladas con la tierra, fueron plantadas las vides del Aglianico, uva de origen griego. Este vino, conjuntamente con el Taurasi de Avellino, es una de las gemas más raras de la enología italiana. Definitivamente hay que ir al lugar de origen para entenderlo… a veces no se puede entender un vino mirándolo solamente a través de la botella… las personas no se conocen solo al verles la cédula, así mismo pasa con el vino. Siguiendo con el Aglianico, se cultiva en un ambiente primitivo, hasta hace poco las vides se sembraban por aquí y por allá, entre arboles de manera dispersa, donde se esconde un vino realmente maravilloso. El verdadero “Aglianico del Vulture” es una cosa que está entre el reino de los cielos y el reino vegetal; cargado de sabores y de perfumes indefinibles, un vino capaz de tal metamorfosis que a los 10 años de edad es realmente irreconocible, parece sumirse en la gloria cuando otros vinos coetáneos están ya decrépitos.

Ya mucho más abajo, en Sicilia, el Etna no se ha dormido jamás… como un león, cada cierto tiempo se despierta y ruge, de esta manera nos hace saber que es él quien manda. La vides de la zona, valerosas permaneces en sus faldas, a sabiendas que son protegidas por este rey. Sobre las colinas de piedra de fusil, negra como el carbón, se han logrado plantar miles de vides, que perforan las costras de lava volcánica con sus raíces, (con la fuerza de un martillo neumático) para encontrar alimentos y nutrientes necesarios. Esto da origen a un vino tinto muy especial, tan especial que fue en una época trasportado clandestinamente al resto de Italia, como si fuese un metal precioso para la nobleza de otras regiones.

La verdad es que hablar de los vinos de Italia sería interminable… y bueno mi intención no es aburrirlos, sino dejarles ese sabor, esa sensación de otoño, de aromas con tonalidades ocre, chocolate y naranja… Anímense hoy a recorrer Italia, a arroparse con un gran vino, ustedes escojan la etiqueta, algo de pan recién horneado, quesos y embutidos, mermeladas, antipastos, pastas, salsas y sobre todo buena compañía. Santé.

Lala
En Brescia con mi prima Enrica (Kika), disfrutando de un almuerzo delicioso en el 2007


jueves, 5 de agosto de 2010

adelantandome a lo que Maya tenga que decir....

Esta semana Maya practicamente me amenazó! pues si!!!  Maya Garcia me amenazó con que escribirá unas líneas, y como yo conozco lo que es capaz de escribir y se que me hará llorar litros, decidí anticiparme a los hechos.

Como muchos saben, nuestra queridisima Mayita parte a finales de mes al sur, a su amada Argentina para hacer algunos cursos y llenar con su sabiduria de 'samurai vitivinicola' los rincones de Buenos Aires. Los que tenemos el privilegio de pasar ratos con ella, sabemos que tiene un 'no se que' magnético, quizás sus ojos de china andina, o su nariz tan particular que solo alguien como ella es capaz de llevar como estandarte del sentido que ha desarrollado a límites extremos.

videoAyer estuve en casa de la otra de las gochas: Ross. Hablamos de todo, nos reimos como siempre y se nos ocurrió juntar algunas fotos de nosotras, con algo de música de fondo. Al principio pensé en Mika, ya que nuestras aventuras han sido de mucha alegría, pero buscando entre las canciones de mi ITunes encontré: Have you met miss Jones?, entonces nos pareció que combina con Maya, por que la verdad es que quien no la conozca tiene una tarea pendiente.

En resumen, les puedo decir que si alguién pudiera recopilar las conversaciones que hemos tenido Maya, Ross y yo, se haría millonario... temas de todo tipo, anectodotas tan locas que algunas prefiero no repetir, risas hasta las lágrimas... Una amistad tan sabrosa, que hemos cultivado durante todos estos años es algo para mi invaluable. Mi mayor deseo es que cada persona tenga una Maya y una Ross cerca, quizás metidas en un bolsillo dentro de un frasquito, para que cada vez que surga la necesidad sacarlas de ahi, ponerles un poco de agua y que crezcan en 2 minutos para que comience nuevamente la diversión.

De más está decir que extrañaré a Maya con toda mi vida, pero la alegría que me produce verla crecer y desarrollarse es el mejor de los consuelos de ésta nostálgia que esta por comenzar...

te queremos Mayita!!!

Lala

PD: la resolución de las fotos es directamente proporcional a la calidad de mi teléfono, sorry.

viernes, 30 de julio de 2010

el vino y la seducción...

Catar un vino, comienza con la espera y las expectativas… esa primera mirada cuando cae vigorosamente en la copa, nos abre un sinfín de posibilidades. Nuestra mente vuela imaginando lo que será aquel encuentro íntimo, donde los otros cuatro sentidos se desbordarán llenos de emociones. Al primer contacto con su aroma y sus orígenes, sabemos que es ése y no otro el vino que deseamos. Llegado el momento de agitarlo, mezclarlo con el preciado oxigeno de la vida, es cuando logramos encontrarnos con el preludio de un beso que culmina con el primer sorbo… ya dentro de nosotros, el vino se apodera de nuestras sensaciones, y si logra atraparnos con sus recuerdos en boca, sabremos que nos ha enamorado.

Una cata de vino ortodoxa, donde solo se evalúa si el vino es correcto o no, procuremos dejarla hoy para los entendidos y trabajadores en el área. Cuando somos mortales comunes sin títulos ni responsabilidades, ese momento de encuentro es el acto de seducción que más se asemeja a la conquista del objeto del deseo. Mostrarnos vulnerables a esa copa de vino será la máxima expresión de “La Seducción”. Quisiera compartir algunos datos conocidos del tema, en éste caso aplicándolos al momento de catar un vino.

Comenzaré con hacerlo indispensable para vida y de vez en cuando quitar un poco el interés cuando menos lo espere. Tomar vinos todo el tiempo y para toda ocasión sería un éxito, sin embargo, al compartir nuestro paladar con otras bebidas, por ejemplo con destilados, cervezas y cocktails, se crearán esas pequeñas dosis de nostalgia que nos llevarán de nuevo con la copa tan deseada. Es importante evitar llevar un ritmo en la relación con el vino; si un día tiene toda la atención, al siguiente hay limitarse, así se evade la rutina y se mantiene un cuerpo saludable, necesario para degustarlo plenamente. Darle en ocasiones protagonismo a la comida y no al vino es una opción.

Si siempre tomamos el mismo vino con los mismos platos…ummm que aburrido… la clave es ser impredecible. Por otro lado, mostrarse misterioso(a) ante una copa de vino desconocida, sin siquiera saber su origen, año o cepa, puede despertar la imaginación desde principiantes hasta conocedores. Otra de las clásicas sugerencias de seducción es: cuando veas que empieza a mostrar interés, simula una retirada y finge indiferencia. Si sentimos que un par de copas no bastan… atención!!!... recordemos la célebre frase de M. de la Rochefoucauld: "La ausencia disminuye las pequeñas pasiones e inflama las grandes, al igual que el viento apaga una vela y atiza un fuego".

Ser paciente, aprender a esperar y recoger la cosecha a su tiempo le otorga al vino su momento. Asesinar un vino al abrirlo con anticipación siempre es una lástima. Como todo, hasta los vinos también tienen su tiempo de esplendor. Eso nos lleva a ser constantes, si realmente nos interesa pasar un buen rato con el vino, no hay que buscarle tres patas al gato. Disfrutarlo sin buscarle incesantemente los defectos es más acertado. Por lo tanto, teniendo claro lo antes mencionado hay que ser realista; si durante el tiempo que llevamos tomando el mismo vino, nos damos cuenta de que no congeniamos, entonces ni hablar, hay que terminar la relación, seguro que habrá otro vino con el que si nos encontremos a gusto en cualquier situación.

Ser atrevido(a) con el vino es fundamental. ‘Si quieres beberlo, hazlo y no preguntes’… es mejor arrepentirse de haberlo intentado que nunca haberse atrevido. Hay tantos vinos en el mundo, que la promiscuidad en éste caso es necesaria. Cuando tengamos ya varios en nuestra memoria, lo ideal es buscar los puntos débiles de los vinos, encontrarlos y explotarlos. Si aprendemos a conocer las fortalezas de un vino, sabremos entonces armonizarlo para extraerle lo mejor de sí. Saber elegir, inclusive el clima o la situación lo ayudarán en su máxima expresión. Por otra parte, un seducido del vino, no tiene que andar gritando sus conquistas ni hacer gala de sus proezas. En realidad solo uno sabe hasta qué punto disfrutó o no la copa de vino.

Ser humilde, cuando de vinos se trata, implica reconocer todo el trabajo humano que se realizó para que nuestra copa estuviese llena, independientemente del precio que se haya pagado por el vino. Y por último ‘Amarlo’… este punto es el resultado de “La Seducción” del vino en nuestras vidas, de los paladares conquistados por él.

No se ustedes, pero luego de escribir y releer nuevamente estas líneas, me provoco enamorarme una y mil veces del vino… la verdad es que cuando encontramos lo que buscamos, no hay estrategias que valgan, ni separación entre el vino y la vida, entre el vino y la seducción, entre el vino y el amor. Santé!!!

Lala

P.D: como ejercicio, vuelve a leer todo cambiando 'Vino' por un nombre. Muy divertido jijiji...

miércoles, 21 de julio de 2010

Los malcriados son bienvenidos... si se comportan!

Les confieso hoy que tengo una debilidad terrible con la gente malcriada, a veces siento que me provoca apachurrarlos, porque al final sabemos que lo que están pidiendo a gritos es recibir cariños. Sin embargo durante todos estos años trabajando en servicio, he visto cada caso que no es precisamente amor lo que han extraído de mi vida. Así que hoy me animé a escribir estas líneas.

‘Malcriadez’, según el diccionario de la R.A.E., significa: Cualidad del malcriado, grosería, indecencia. ‘malcriado’ entonces es: Falto de buena educación, descortés, incivil. II 2. Se dice por lo común de los niños consentidos y maleducados. El hecho de ‘malcriar’ a su vez consta de: Educar mal a los hijos, condescendiendo demasiado con sus gustos y caprichos.

Con estos términos quería comenzar a escribir un poco lo que sucede con los clientes en los restaurantes. En principio, vemos como los clientes recurrentes, al ser mimados en extremo, muchas veces se tornan ‘malcriados’, llegando en ocasiones a ser indeseados en los lugares a donde asisten.

Así como nuestro país necesita con urgencia la vocación de servicio y conocimientos sobre restauración, vino y gastronomía, todos los comensales y clientes debemos mejorar la conducta al solicitar el servicio que creemos merecer.

El trabajo dentro de los restaurantes ha sido siempre muy duro y la falta de personal muchas veces hace que la labor de muchas personas la termine realizando pocas. Entendiendo este punto, nuestra actitud en principio debe basarse en la empatía con el que está prestando el servicio. Merlin Gessen en su charla “Inteligencia Emociones”, comentaba que cuando una persona está molesta por cualquier razón, todo lo que tiene a su alrededor se torna defectuoso. Si estamos irritados de seguro las moscas o pelos en los platos, lentitud en el servico, malos entendidos y pedidos que no se realizaron, estarán a la orden del día. Por lo tanto, así como los prestadores de servicio deben tener cuidado como realizan ese trabajo tan delicado, nosotros los consumidores podemos contribuir con nuestro buen humor, ya que desde ese estado seguramente facilitaremos el disfrute de nuestra comida.

Sé que muchas veces se hace inminente comer afuera, pero algunos tips para cambiar de estado de ánimo antes de entrar en el restaurante nunca están de más, y así aportar nuestro granito de arena, ya que al final nosotros pagaremos la cuenta. Aquí les van:

1. Tomar en cuenta de cuánto tiempo disponemos, facilita la decisión del lugar a elegir. Pregúntese ¿Qué hare luego de la comida?, ¿con quien iré?, ¿es de negocio o de placer?, ¿Cuánto estimo gastar? La elección es fundamental.

2. Esta comprobado que nuestro humor fluctúa constantemente en fracciones de segundo. Si antes de ir al restaurante hacemos el esfuerzo de pensar en un momento divertido, podemos cambiar rápidamente la cara. Entrar sonriendo a cualquier lugar facilita las cosas.

3. Ponerse en el lugar del otro y respetar el trabajo que éste realiza. Tratar de manera déspota a los mesoneros nunca es buena idea, ya que en vez de contribuir, entorpece el servicio.

4. Tolerancia. Que nuestras expectativas no sean cumplidas, no quiere decir que el trabajo no se haya realizado con la mejor intención. Si expandimos nuestras expectativas habrá más posibilidad de que sean cubiertas.

Estos tips, aunque evidentes la mayoría de las veces son pasados por alto. Cuando logramos hacer valer nuestros derechos como clientes, tener presente nuestros deberes contribuirá poco a poco a ir creando una nueva generación de servicio, donde todo fluirá de manera correcta.

Ser ‘malcriados’ positivamente, se trata de contar con el apoyo incondicional de los que prestan servicio, y el cariño genuino de la gente con quien compartimos nuestros momentos más valiosos del día: el de las comidas.

martes, 20 de julio de 2010

Importante: Evitar los "Bloopers" en los eventos de vino (Parte I)

Cada día es más común la realización de eventos de vinos armonizados con lo primero que se nos cruce por la mente. Y es que el vino es así, totalmente combinable con todo lo relacionado con el hombre, su vida y cultura, independientemente del país donde viva. Hay tantos vinos que la eternidad no alcanzaría para agotar estos recursos.
Organizar un evento debe estar lleno de checks lists, ya que son miles de detalles que, por el tiempo, la emoción, desorganización, y sobre todo el asumir que “eso le toca a otro”, no se logra plasmar en la realidad lo que se tenía en expectativas.
Quise entonces hacer un recuento de detalles que he visto escapar constantemente en la organización y realización de estos eventos, siempre con la mejor intención de mejorar dichos espacios de encuentro para todos los asistentes. Escribiré de acuerdo al orden de cómo me vayan viniendo a la mente.
1) Locación. Para este punto debemos ya tener claro que es lo que queremos hacer, cuantas personas asistirán, cuánto tiempo tomara llegar al lugar y la duración del evento. Ya en el lugar, es recomendable tomar en cuenta los siguientes aspectos:

 Temperatura de la sala. Asegurarse de encender el aire con anticipación si es el caso.

 Sillas y mesas. Es importante tomar en cuenta que ninguno de estos elementos bailen, ya que es muy incomodo para los asistentes colocar las copas en una mesa tambaleante o una sentarse en una silla que cojea. De igual manera, la pulcritud del mantel es fundamental, fijarse que no esté ni manchado ni con huecos, ni quemaduras.

 Fondo musical. Hay momentos donde es agradable tener un hilo musical adecuado al evento. En ocasiones se torna insoportable la música inapropiada y el volumen estridente o el extremo de no escuchar nada.

 Humo y Ruidos. Si es un sitio cerrado tomar en cuenta que los extractores funcionen. De igual manera importantísimo es que en el salón o lugar no lleguen ruidos molestos de otras actividades cercanas.

 Limpieza, pintura de las paredes y luces. Cuidar estos detalles, asi sean los mas mínimos dará la sensación de tranquilidad y confirmara el respeto y la importancia de los invitados al evento. Un lugar sucio y con los bombillos quemados, da muy mala impresión.

 Baños. Tanto la limpieza como la ubicación y cantidad deben ser atendidos como prioridad, antes y durante el evento. Un baño en malas condiciones en la mitad de un evento es un caos total para los invitados. Nunca debe faltar papel higienico, ni las papeleras pueden estar llenas.

 Botiquín de auxilios y sistema de emergencia. Todo evento debe tener artículos de primeros auxilios, como analgésicos, bandaids, alcohol, algodón etc, así como un sistema de emergencia y/o evacuación en orden para cualquier imprevisto.

 Paraguas. En el trópico donde el clima se torna impredecible es un detalle importante tener suficientes paraguas para acompañar y/o trasladar a los invitados.

2) Audiovisuales. En todo evento publico es fundamental tener cubiertas las necesidades audiovisuales tales como micrófonos y cornetas, fotógrafos profesionales, luces, etc. En el mundo actual lleno de herramientas 2.0, prácticamente nos obligan a cubrir con la mayor cantidad de información los eventos, para de esta manera mercadearlos eficientemente. En este caso tomar en cuenta lo siguiente:

 Reconfirmar la contratación de audiovisuales. Llamar para asegurarse que todo estará presto y en orden a la hora indicada es un paso que JAMAS debe ser asumido. Debemos confirmar la requisición y la hora de llegada, preferiblemente con suficiente antelación para prevenir cualquier problema.

 Ensayo del evento. Sin ensayo nada sale bien NADA. Por lo esta razón, tanto los técnicos audiovisuales como los participantes y moderadores están en la obligación de practicar los diálogos antes de cada presentación.

 Fotógrafos y Camarógrafos. La ubicación de los mismos debe ser cómoda, tanto para ellos como para los invitados.

3) Personal de servicio. Es un tema que tiene muchas debilidades en este país, sin embargo tomando las previsiones necesarias, dejando a un lado la improvisación y tomándonos el tiempo para contratar gente capacitada y son vocación de servicio, se puede marcar tal diferencia y el evento daría de que hablar, de manera positiva. Para este aspecto sugiero tomar en cuenta lo siguiente:

 Selección. Trabajar con profesionales, personas saludables y sonrientes, será la clave del éxito. No es necesario que tengas títulos honoríficos, pero si es fundamental que sean proactivos, dinámicos, y con vocación. Es difícil encontrarlos, por esto cuando los consiga hagan su mejor esfuerzo por forjarlos y apoyarlos en su crecimiento profesional.

 Capacitación. Contratar personal y que lleguen justo a la hora de comenzar el evento, es prácticamente imposible que se les pueda orientar en lo que tengan que hacer. Pautar su llegada un par de horas antes es lo recomendable. Cuidar los detalles debe ser su norte, mientras más personas estén pendientes de los mismos, mejor será el desarrollo del evento. Recuerden ningún comentario o sugerencia sobra a la hora de explicar que es lo que deben hacer, es mejor pasar por repetitivos que pecar por omisión.

 Estética y limpieza. Un personal pulcramente uniformado siempre dara mejor impresión que alguien vestido de particular. Camisas planchadas, aseo personal, y orden en la imagen, no puede pasar por desapercibido.

 Seguridad. Tener personal de seguridad desde una pequeña cata, hasta un gran evento es importante, ya que el vino por ser bebida alcohólica, puede si se abusa de su consumo, provocar alguna alteración en el evento.
Hay muchos otros detalles en un evento, pero estos 3 puntos básicos serán un comienzo interesante para cuidar a los preciados asistentes. El vino es la única bebida que tiene como principal finalidad dar placer a quienes lo consumimos; Placer, por que el vino es la única bebida natural capaz de satisfacer nuestros cinco sentidos.
Sin llegar a ser ortodoxa, cuando cuidamos todos los detalles antes mencionados, los invitados y asistentes al evento (pequeño o grande), pondrán sus cinco sentidos en donde deben estar: en el VINO, y no en detalles que por descuido se escaparon de las manos.
Han un refrán apropiado para el tema, y dice: “El que no sabe para donde va, no hay camino que lo lleve”. Así que con estos pequeños consejos, espero poder contribuir con el crecimiento de este mundo maravilloso del vino. Santé.
(Continuará...)

lunes, 19 de julio de 2010

Como empezó todo…

Muchas veces me han preguntado: y desde cuándo tú eres sommelier? Como llegaste al mundo del vino?

Los que estamos dentro de este amplio mundo del vino, sabemos que la gente viene y va constantemente, unos permanecen otros no vuelven, así que ésta pregunta se ha convertido en un clásico.

Compartir exactamente el día en que decidí tener el vino como modo de vida, sería prácticamente imposible, sin embargo, hoy hurgando en mi memoria encontré varias pistas.

La primordial es que en mi familia materna de sangre completamente italiana, siempre se ha incluido en celebraciones, y muchas veces un día cualquiera unas copas de vino. Mi nonno... mi primer amor de la vida, adoraba el vino en todas sus facetas. Fué un gran conocedor y aunque lamentablemente murió cuando yo tenía 14 años y apenas comenzaba a incursionar en las bebidas, dejo en mí esa curiosidad latente por el resto de mi vida. Mi nonno hizo construir una pequeña bodega subterránea para mantener sus preciadas botellas, algunas de vino, espumantes y cognac. De más está decir, que en mi adolescencia prematura e ignorante del valor de esos tesoros, me tome hasta la última gota de la bodega. Hoy en día confieso que lamento no haber guardado por lo menos las de cognac, ya que habrían encontrado su esplendor justamente ahora.

Más o menos para esa época, yo había decidido estudiar en el Colegio Universitario Hotel Escuela de Los Andes Venezolanos (C.U.H.E.L.A.V.). Al culminar mi bachillerato me mudé a Mérida, y como me gradué a los 16 años, tuve que esperar casi 2 años para poder entrar, ya que solo podía ingresar al cumplir la mayoría de edad. En ese lapso de tiempo, estuve estudiando francés, que por falta de práctica olvidé casi todo. Ya en el C.U.H.E.L.A.V tuve el privilegio de tener como profesora a Ana Karina Ocanto, quién además de ser una mujer muy hermosa, hablaba con tanta pasión sobre el vino que despertó en mi esa necesidad indomable de dedicarme a estudiar y conocer de todo eso que ella nos enseñaba.

Finalizando mis estudios en el 2001, tuve el privilegio de hacer pasantías en el Helvetia & Bristol en la ciudad de Florencia, Italia. Allí conocí gente estupenda como Luigi Simone y Claudio Cardillo, ambos amantes del vino. Luigi, era el responsable de los restaurantes, conocía de vinos de manera impresionante y hacia un servicio impecable, de hecho utilizaban siempre guantes tan blancos que era sorprendente que nunca estuviesen manchados. Con ellos degusté los grandes de la Toscana y de toda Italia. En una oportunidad fuimos al sur de Italia, cerca de Potenza y descubrí el Aglianico que hoy en día su sabor permanece intacto en mis recuerdos. Fue muy gracioso porque lo probamos directamente traído de la bodega, en una improvisada botella de plástico.

Como muchos saben, mis trabajos han sido múltiples, pero siempre relacionados al placer de la gastronomía, hotelería y el turismo. En el 2006 llegó la Academia Venezolana de Sommelier a Caracas, para ese entonces yo vivía en Lechería. Quise inscribirme en ese primer curso, pero por varios motivos no lo logré en esa oportunidad. Sin embargo, al saber de las inscripciones para la segunda promoción, me regrese a Caracas y comencé un viaje lleno de aventuras, de placer y de cultivar buenos amigos entorno al vino. Para mi estudiar en la Academia fue todo un reto. A mitad de curso, mi tía Cecilia enfermó y murió pocos días después. En ese momento quería estar cerca de mi familia, así que por los últimos 6 meses del curso viajaba a Valera de miércoles a domingo y solo venia a Caracas lunes y martes para asistir a las clases y no perder ese sueño que con tanto esfuerzo finalmente concreté. Fueron meses agotadores, pero al ver los resultados se que valieron la pena.

A partir de ahí he viajado, he conocido bodegas, he realizado y asistido muchas actividades relacionadas al vino y la gastronomía, tanto en Caracas como en otras ciudades del mundo. Me gusta mucho escribir, así que llevo registro de mis actividades, nombres de vinos, sensaciones y puntos de vista de cada momento que son invaluables.

Este último año ha sido la cosecha de las semillas que he ido sembrando a lo largo de estos años, a pesar de que mis amigos dirán lo contrario, he sido muy tímida y reservada con mis conocimientos. Las veces que me ha tocado dirigir una degustación confieso que me han temblado las piernas, pero al final el feedback de los asistentes ha sido de cariño y agradecimiento.

Estas líneas en realidad son muy breves para decir todo lo que he visto, disfrutado y conocido del vino. Lo que sí puedo decir es que mi familia, Rossma, Maya, Leo, Dayana, el grupo de sommeliers que fuimos al viaje de Burdeos, aquellos con los que estudié y colegas de la AVS, han sido las personas con quienes me he tomado los mejores vinos de mi vida, y espero seguir haciéndolo por mucho tiempo más. Santé!!!

Château d'Yquem, un vino único y deslumbrante.


“Cuando los dos ríos se mezclan, se crea la niebla primordial para que se genere la Podredumbre Noble…” Así comenzó la visita en noviembre de 2009 de la AVS, donde un grupo de Sommeliers, tuvimos el privilegio de conocer la mítica bodega Château d'Yquem.

La historia de Yquem sigue siendo un misterio. Aunque sus vides han estado allí por mucho tiempo, el castillo actual es relativamente reciente. Ha mantenido las huellas del siglo XV, pero debido a sus varias transformaciones, es también un ejemplo de la arquitectura de los siglos XVII y XVIII.
Sauternes es una denominación pequeña a 40 km al sur-este de la ciudad de Burdeos, cubriendo solo el 2% de la superficie vitícola de Gironde. Por el sur, limita con los bosques del Landes de suelos arenosos, y hacia el norte colinda con el fértil valle del Garonne. Posee un clima oceánico templado debido a la distancia de la costa. La particularidad de este clima se encuentra en el vapor de la mañana alternando con el clima cálido y ventoso en la tarde. La niebla se debe a la humedad de miles de hectáreas de pinos hacia el sur y el oeste, así como la proximidad del río Ciron -un afluente del Garonne-, que divide la región de Sauternes en dos. Sus suelos de capas de arcilla, arena y grava, proporcionan la ventaja de poseer un suelo caliente y seco en la superficie debido a las piedras, así como grandes reservas de agua, gracias a la arcilla en las capas más profundas. La extraordinaria variedad de los suelos es un factor esencial en la complejidad de Château d'Yquem.

Château d´Yquem cuenta con un total de 183 ha entre selvas, praderas y viñas, de las cuales 100 ha se encuentran plantadas las variedades 80% Semillon (es la variedad que confiere la estructura y el volumen) y 20% de Sauvignon Blanc (otorga el aroma y finura al vino).

La poda en el mes de enero es realizada por hombres, sin embargo son las delicadas manos de las mujeres quienes se encargan de realizar los amarres de mimbre en las vides, con el objetivo de obtener solo 10 racimos de uvas por planta. La recolección de las uvas se hace manualmente 1 por 1, donde cada año aproximadamente 200 personas recorren hasta 6 veces los viñedos para realizar la vendimia. En el 2009 comenzó el 14 de septiembre. Este año se produjo el llamado Invierno-Verano, fue muy soleado y la bodega tuvo una importante producción de 20 hl por hectárea (durante los últimos 20 años el promedio ha sido 9 hl por hectárea, equivalente a una copa por viña). "Sólo se puede obtener todo, al aceptar perderlo todo", sintetizó Alexander de Lur Saluces, quien perpetuo por mas de 35 años la tradición de la familia propietaria durante 400 años. - actualmente el 65% es propiedad de, L.V.M.H. / Moët Hennessy. Louis Vuitton, y 35% de la familia-.

Tomando las palabras del actual presidente de Château d'Yquem, Pierre Lurton, podemos concluir que: “es un vino único y deslumbrante, de tal complejidad que combinan perfectamente con las mejores cocinas del mundo. Grandes chef lo adoran, considerando Yquem un símbolo de la perfección… sólo puede ser entendido por la degustación de este vino inmensamente placentero. Los invito calurosamente a compartir este mito”

Curiosidades:
1. El año 2000 fue muy soleado, sin embargo al llegar el momento de vendimiar llovió y prácticamente se daño gran parte de la cosecha. Por lo general la producción ronda las 120.000 botellas, y en el 2000 solo se elaboraron 20.000 botellas.
2. Todos los grandes Sauternes, se encuentran en un radio de 2 km del Château d'Yquem (Premier Cru Supérieur). Por ésta razón, Château d'Yquem viene siendo el epicentro de la pequeña área, donde la compleja interacción entre el suelo y el clima favorece el crecimiento de la Botrytis Cinerea o podredumbre noble para producir uno de los grandes vinos del mundo.

3. El destino de la uva en Yquem varía: a veces, todos los vinos se convierte en Château d'Yquem (casos raros), más a menudo sólo una parte de la cosecha se vende bajo la etiqueta del Chateau y el resto es degradado. De vez en cuando, la cosecha se elimina toda: 9 añadas de Yquem están totalmente ausentes del siglo XX: 1910, 1915, 1930, 1951, 1952, 1964, 1972, 1974 y 1992

viernes, 5 de marzo de 2010

Favola... ¿Qué clase de mundo viviría el hombre, sin pecado y sin dones?


Aprovechando múltiples excusas para asistir al Vinitaly 2007... Finalmente logré armar viaje y fui con mi nonna Mila a Italia. Pasamos por Brescia, Lago di Garda, Firenze, Venezia, Franciacorta, Verona y otros pequeños pueblos que seguro estarán anotados en alguna parte de las innumerables libretas que siempre me acompañan.

Al Vinitaly 2007 fui con una prima italiana que trabaja en una bodega en Franciacorta. Ya dentro de la gran feria, ella se dirigía a su stand mientras yo caminaba sin destino, probando todos los vinos que me llamaban la atención. Un día me acompaño el enólogo de una bodega, un tipo joven, muy guapo, quien me mostró unos vinos inolvidables (aunque la verdad no me acuerdo de ningún nombre en este momento). En fin, uno de esos días, que recorría sola los pasillos, me topé con un stand diminuto que tenía una ventanilla y un par de señoras dentro. Leí que decía: "Le Donne del Vino" así que me acerqué... estaban allí para vender un libro solamente, lleno de historias. Como toda la vida me he gastado el dinero en libros, vinos y comida ésta no podía ser la excepción y me lo compré... no aguanté pues.

Cuando llegué a la casa de la prima en la noche, a mi nonna le iba dando un infarto por que me decía: "pero Lala!!! tu eres un peligro, no te das cuenta que los libros pesan muchísimo!!! entre ellos y las botellas vamos a tener que pagar casi otro pasaje por sobre peso de regreso a Venezuela!!!". Le respondí con un clásico: "ay ya Mila tranquila, no va a pasar nada". Efectivamente no pagamos ni un centavo, (menos mal la verdad).

Regresando al libro, cuando llegamos a Venezuela, luego de tantos lamentos, mi nonna se apoderó de él por ser tan hermoso y lo tenía en su mesita de noche leyéndolo constantemente. Les explico de qué se trata el libro… La Asociación Nacional de Mujeres Amantes del Vino de Italia realizó una selección literaria desde el 2005 al 2006, recopilando de la mano de sus miembros: productoras hoteleras, enólogas, sommeliers, periodistas... en fin todas las mujeres vinculadas a promover el consumo responsable del vino en el mas amplio sentido.

El libro se llama "Il racconto mai scritto", que en español pudiera traducirse en: "El relato jamás escrito". Está lleno de cuentos y fábulas maravillosas... pero hubo una, la ganadora del primer premio Categoría "Le Donne del Vino", que entre mi nonna y yo (mas mi nonna que yo sinceramente ;-p) tradujimos del italiano al español para compartir con todo el mundo. Es un poco mas larga de lo que escribiré a continuación, sin embargo, el mensaje queda claro y estoy segura que la fantasía, la imaginación y todos los sentidos se despertaran con solo leer este relato llamado : "Favola" escrito originalmente en italiano por Maria Cristina Oddero. Aquí les va:

“...y así nació una nueva tierra mágica, una nueva Atlántida, conformada por aguas turbulentas que socavan rocas y redondas colinas en fila, como ondas que se sobreponen. Creadas durante las iras de Neptuno o Lucifer, al aparecer durante el inicio de los nuevos días, parecían esperar quedamente la llegada de seres vivientes que las habitasen. Tres lunas y tres pequeños soles se alternaban sobre ellas, suministrando un tibio calor y luces de terciopelo.


Adán y Eva yacían desmayados sobre la tierra, luego del violento aterrizaje que les había llevado a ese planeta. El aparato se había estrellado contra las rocas del río. Habían perdido irremediablemente, la posibilidad de regresar. Como náufragos, iniciaron la exploración de la nueva tierra. Durmieron sobre la tibia hierba de las noches de verano y saborearon los pequeños duraznos de la colina.


Un amanecer les vio surgir de las retorcidas ramas de las vides. Debajo esas tupidas y anchas hojas, asomaban los racimos coloreados de azul, plenos de frutos oscuros, como si fuesen perlas de un océano profundo. Eva comprendió de inmediato, se lo esperaba. Le habían advertido que debía ser precavida, no ofrecer presentes. Nuevo mundo, nueva vida. Belcebú arrepentido, les ofrecía una segunda oportunidad al renovar el reto en ese primer espacio.


Eva había visto la uva. Al compararla con la manzana le pareció aún más seductora, múltiple, deliciosa. Comenzó a desgarrarla, una por una…. Esa primera vendimia fue la más veloz de las que habrían de seguirle en los siglos por llegar. Sin amor hacia esos pequeños frutos duros y tensos, Eva arrancaba por igual, los ramos, las hojas y los sarmientos, tirándolos en una cuba de madera. Bajo sus pies vigorosos, se produjo un jugo morado, perfumado, que Adán al despertar, sonriendo, lo abandonó en una sombra.


Al finalizar los días de verano, Adán y Eva construyeron rápidamente un refugio y se encerraron en el, para esperar el invierno. La maligna magia del amor prohibido crecía impetuosa, rondando cada noche los corazones de Eva y Adán. No entregarse ni entregar, concentrarse solamente en el objetivo de ese mundo nuevo, al cual debían conferirle vida. Ningún error sería perdonado, ya que nadie se salvaría.


El deseo de quererse, de consolarse, de perdonarse, se transformaba cada noche en un dolor, en un llanto escondido, desgarrador. Y así…. llega la sublime noche del milagro. Las silenciosas lágrimas de Eva, comienzan a caer en la cuba de madera donde, meses antes, había fermentado el jugo de los granos azules. Adán reaccionó con el suave movimiento del vino, lo saboreó en repetidos sorbos, oliéndolo antes de recorrerlo con la lengua, llenando antes la boca y luego la garganta. Dulcemente apaciguado, se adormeció. Eva, a su lado lloraba, como suele suceder a las mujeres. Así pasaron la noche. Él seducido por un jadeante sueño, ella entre ardientes tremores. ¿Qué clase de mundo viviría el hombre, sin pecado y sin dones?


La perlada luz del amanecer intensificó su deseo de ceder, de abandonar esa dolorosa tarea. Acercó sus labios al vino y lo degustó lentamente, saboreándolo, circundándolo.


Cuando el sol fue llevado a lo alto del cielo, de esa primavera de mundo nuevo, Eva y Adán yacían dormidos, piernas y brazos entrelazados, labios y alientos unidos por el perfume de regaliz y rosas del primer BAROLO que degustaban.”

Éste relato lo leí en el evento Arte & Vino que realizó mi amiga y colega sommelier Maya Garcia en la ONG (Organización Nelson Garrido)... Luego de leer ésta “Favola”, no puede dejar de pensar en lo estupendo que es el vino, su cultura y sobre todo, lo maravilloso que es el ser humano que logra inspirarse en ese elixir… que a más de uno hace soñar con los ojos abiertos.

Santé!!!

jueves, 11 de febrero de 2010

Classified advertisement, New York Review of Books

´Man who is a serious novel would like to hear from a woman who is a poem.´

Respond:

Dear Serious Novel ,

I am a terse, assured lyric with impeccable rhythmic flow,
some apt and original metaphors, and a music that is all
my own. Some people say I am beautiful.

My vital statistics are eighteen lines, divided into
three-line stanzas, with an average of four words per line.

My first husband was a cheap romance; the second was
Wisden´s Cricketers´ Almanac. Most of the men I meet
nowadays are autobiographies, but a substantial minority
are books about photography or trains.

I have always hoped for a relationship with an upmarket
work of fiction. Please write and tell me more about yourself.

Yours intensely,
Song of the First Snowdrop.

Dear Song of the First Snowdrop,

Many thanks for your letter. Tou sound like just the kind of
poem I am hoping to find. I´ve always preferred short, lyrical
women to the kind who go on for page after page.

I am an important 150,000 word comment on the dreams and
dilemmas of twentieth-century Man. It took six years to attain
my present weight and stature but all the twenty-seven
publishers I have so far approached have failed to understand
me. I have my share of sex and violence and a very good joke
in chapter nine, but to no avail. I am sustained by the belief
that I am ahead of my time.

Let´s meet as soon as possible. I am longing for you
to read me from cover to cover and
get to know my every word.

Your impatiently,
Death of the Zetgiest.
Wendy Cope (b. 1945) English poet

Chateau Magnol

Chateau Magnol
último dia...

el vino... la mejor compañia

el vino... la mejor compañia

un poco de humor "vino-político"...

un poco de humor "vino-político"...

"la vida es muy corta para beber mal vino"

"la vida es muy corta para beber mal vino"